martes, 17 de noviembre de 2015

REFLEXION: Una vida sin oración es una vida sin Cristo


REFLEXION: Los Ojos de mi Padre

Los Ojos de mi Padre

Miro los ojos de mi padre y me conmueven tanto. Tal vez porque cuando me miran reflejan tanto amor y paz. A veces pienso que no me merezco que mi padre me amé tanto y tenga tanta paciencia conmigo, porque en ocasiones tenemos desacuerdos, o no hago lo que él espera de mí, sin embargo siempre está accesible para su hija Brenda.
Nunca deja de decirme que me ama y siempre está presto a escucharme. No me grita y escucha mis opiniones aunque a veces le parezcan locas. Pero cuando él me mira, sin que me diga nada, yo sé que sabe mucho de lo que siento y pienso. Por eso a veces me escondo de su mirada, porque no quiero entristecerlo cuando me siento triste o preocupada, pero como quiera él lo sabe.
Con su silencio me acompaña, pero con su presencia me demuestra su apoyo incondicional, su cuidado amoroso y lo orgulloso que se siente de mí. Creo sinceramente que si amo tanto a Dios es porque mi padre ha sido el mejor ejemplo de amor que he tenido. Tiene una paciencia increíble conmigo. Nunca me ha abandonado, aún cuando lo he herido sin querer.
Cuando pienso en Dios, pienso que es el mejor padre que tengo, pero además que me ha regalado el mejor padre del mundo. Justo como lo necesitaba para poder atravesar las situaciones duras de mi vida. Señores, mi vida no ha sido un jardín de rosas, muchas veces las espinas me han lastimado duramente. Sin embargo de mis rosas más hermosas, mi familia es la más hermosa y preciada.
Tal vez, tú te encuentres pasando un momento que te parece muy difícil y sientes que no podrás más con el dolor y la carga. Pero, papito Dios está siempre ahí para ti. Jamás te desamparará, siempre te amará y hoy te brinda la oportunidad de que te acerques a él y le cuentes tus secretos más escondidos, tus dolores y tristezas más amargas, tus pesares y quejas, pero sobre todo tus sueños más anhelados. Cuentas con el Padre más maravilloso para traer bendición y mucho amor a tu vida.

Habla con él y verás cómo te sentirás mejor.

Autora: Brendaliz Avilés
Gentileza Enviado por: "Ana Rivera S." para <parejasencrisis@gruposyahoo.com.ar>

lunes, 19 de octubre de 2015

LA ORACION TOTAL


Esta oración contiene todos los ingredientes de una oración completa.
Para expresar al Señor:

Aleluya, Gloria a Dios, Grande es el Señor! Te amo mi Dios, te amo Jesús, te amo Espíritu Santo de Dios, perdóname Señor por mis pecados, clamo a ti oh Dios. Leo tu palabra, alabo tu nombre, me congrego en tu iglesia Señor. Soy tu hijo/a. Venga tu reino Jesús. Abba Padre, abrázame, háblame palabras de amor y paz. Porque hay victoria en tu santo nombre. 

Sálvame Señor, sana mis dolencias, llévate mi enfermedad, hágase tu voluntad en mi vida. Me humillo, libérame, tómame, revélame tus palabras. En el nombre de Jesús tu hijo te lo pido.               

Espíritu Santo, medito contigo en tu reino Señor, danos el gozo celestial que nos falta. Desata las bendiciones y beneficios eternos. Ata las maldiciones y ataques del enemigo. Provéenos para todas nuestras necesidades Señor. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. 

Haz más de lo que te pedimos o entendemos, porque tuyo es el oro y la plata. Te alabo, te bendigo, te exalto Jesús. Yo te busco Señor. 

Dios cámbiame en otro hombre/mujer, santifícame Espíritu Santo. Recréame en tu casa de oración. Sé tu mi luz, mi guía y mi canción por siempre. Te necesito Señor. 

Reprende por mí al devorador. Sujétame con tu mano poderosa. Confieso mis pecados a ti Señor. Me arrepiento de mis errores y transgresiones. Decido perdonar al ofensor y pedir perdón si es necesario. Reconozco mis limitaciones y debilidades. La tentación me persigue Señor. La reprendo en tu nombre. 

Declaro que tú eres más poderoso que todas las fuerzas del mal que quieren perjudicarme. Tuyo es el reino sempiterno, tuya es la riqueza y la alabanza celestial. Creador del cielo y de la tierra, redentor supremo, salvador sin igual, sanador milagroso, vengo a ti en este día, rogando tu amparo y socorro. Haz milagros y maravillas en mí, las necesito. El mundo me agota, la maldición me derriba, pero tú acercaste el reino de los cielos a mi vida, y por ello soy más que vencedor en tu nombre. 

Provee para todas mis necesidades, económicas, sentimentales, familiares, y sociales. Bendice a mi familia, familiares y amigos Señor. Envía tus ángeles, guardianes y proveedores, que me sostengan y protejan siempre. Proclamo tu soberanía sobre toda persona, tu amas a todos por igual. Prometo hacer el bien y cumplir tu gloriosa palabra. Ello me hará victorioso en todos mis caminos. Te doy muchas gracias mi Dios Padre, mi Señor Jesús y mi ayudador el Espíritu Santo. Amén.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Video El poder de la oración 12 Oct 2014 - CENTRO MUNDIAL DE AVIVAMIENTO


La predicación comienza en el minuto 50'

INGREDIENTES DE LA ORACION


LA BIBLIA, ANTIGUO TESTAMENTO - Salmos Capítulo 66      


Alabanza a Dios por sus hechos



Aclamad a Dios con alegría, toda la tierra.

Cantad la gloria de su nombre; Poned gloria en su alabanza.

Decid a Dios: ¡Cuán asombrosas son tus obras! Por la grandeza de tu poder se someterán a ti tus enemigos.

Toda la tierra te adorará, Y cantará a ti; Cantarán a tu nombre. Selah

Venid, y ved las obras de Dios, Temible en hechos sobre los hijos de los hombres.

Volvió el mar en seco; Por el río pasaron a pie; Allí en él nos alegramos.

El señorea con su poder para siempre; Sus ojos atalayan sobre las naciones; Los rebeldes no serán enaltecidos. Selah

Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, Y haced oír la voz de su alabanza.

El es quien preservó la vida a nuestra alma, Y no permitió que nuestros pies resbalasen.

Porque tú nos probaste, oh Dios; Nos ensayaste como se afina la plata.

Nos metiste en la red; Pusiste sobre nuestros lomos pesada carga.

Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza; Pasamos por el fuego y por el agua, Y nos sacaste a abundancia.

Entraré en tu casa con holocaustos; Te pagaré mis votos,

Que pronunciaron mis labios Y habló mi boca, cuando estaba angustiado.

Holocaustos de animales engordados te ofreceré, Con sahumerio de carneros; Te ofreceré en sacrificio bueyes y machos cabríos. Selah

Venid, oíd todos los que teméis a Dios, Y contaré lo que ha hecho a mi alma.

A él clamé con mi boca, Y fue exaltado con mi lengua.

Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado.

Mas ciertamente me escuchó Dios; Atendió a la voz de mi súplica.

Bendito sea Dios, Que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia.

jueves, 20 de agosto de 2015

Oración de Ezequías

Oración de Ezequías
Isaías Capítulo 38      

Jehová sana a Ezequías
En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás. 
Entonces volvió Ezequías su rostro a la pared, e hizo oración a Jehová, 
y dijo: Oh Jehová, te ruego que te acuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos. Y lloró Ezequías con gran lloro. 
Entonces vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo: 
Ve y di a Ezequías: Jehová Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días quince años. 
Y te libraré a ti y a esta ciudad, de mano del rey de Asiria; y a esta ciudad ampararé. 
Y esto te será señal de parte de Jehová, que Jehová hará esto que ha dicho: 
He aquí yo haré volver la sombra por los grados que ha descendido con el sol, en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Y volvió el sol diez grados atrás, por los cuales había ya descendido. 
Escritura de Ezequías rey de Judá, de cuando enfermó y sanó de su enfermedad: 
Yo dije: A la mitad de mis días iré a las puertas del Seol; privado soy del resto de mis años. 
Dije: No veré a JAH, a JAH en la tierra de los vivientes; ya no veré más hombre con los moradores del mundo. 
Mi morada ha sido movida y traspasada de mí, como tienda de pastor. Como tejedor corté mi vida; me cortará con la enfermedad; me consumirás entre el día y la noche. 
Contaba yo hasta la mañana. Como un león molió todos mis huesos; de la mañana a la noche me acabarás. 
Como la grulla y como la golondrina me quejaba; gemía como la paloma; alzaba en alto mis ojos. Jehová, violencia padezco; fortaléceme. 
¿Qué diré? El que me lo dijo, él mismo lo ha hecho. Andaré humildemente todos mis años, a causa de aquella amargura de mi alma. 
Oh Señor, por todas estas cosas los hombres vivirán, y en todas ellas está la vida de mi espíritu; pues tú me restablecerás, y harás que viva. 
He aquí, amargura grande me sobrevino en la paz, mas a ti agradó librar mi vida del hoyo de corrupción; porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados. 
Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. 
El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy; el padre hará notoria tu verdad a los hijos. 
Jehová me salvará; por tanto cantaremos nuestros cánticos en la casa de Jehová todos los días de nuestra vida. 
Y había dicho Isaías: Tomen masa de higos, y pónganla en la llaga, y sanará. 
Había asimismo dicho Ezequías: ¿Qué señal tendré de que subiré a la casa de Jehová? 

martes, 4 de agosto de 2015

ORACION PIDIENDO A JESUS QUE BENDIGA A TRAVES DE LA ORACION LO QUE YO NO PUEDO BENDECIR


ORACION PIDIENDO A JESUS QUE BENDIGA A TRAVES DE LA ORACION LO QUE YO NO PUEDO BENDECIR
Señor Jesús, Amado Salvador y Dios, te alabo y te bendigo por siempre. Te agradezco por todas tus bendiciones y la vida que me das. Muchas Gracias por tu salvación y cuidado sobre mi vida. Te exalto, te honro, te respeto, y te amo Señor. Infinitas gracias por dar tu vida por mí para que tenga vida eterna hoy y siempre. Doy gloria a tu nombre en todo momento. Agradezco al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo de Dios por su misericordia sobre mi vida y mi familia.

Mi Señor, yo en mis fuerzas físicas y espirituales no puedo hacer mucho sino orar a ti por las vidas de los que me rodean.
Tú me dijiste que todo lugar que pisare la planta de mi pie será nuestro territorio para tu reino y para gozarnos en tus favores.

Yo me niego a todo mi deseo personal y egoísta, y lo que te pido es conforme a tu voluntad, para tu reino y gloria. Aleluya.
Amen.

Por eso Señor mío, te pido que bendigas a las personas, perdones sus pecados, pruebes sus corazones, toques su alma, espíritu y cuerpo Señor. Tú eres el Dios de toda carne.

También que trates con sus almas, renueves la mente, persuadas espiritualmente, restaures su camino, sanes y salves su vida de perdición y caos.

Además Señor Jesús, te pido que pongas el temor de Jehová en ellos, pues yo poco puedo hacer con mi evangelización.

Por lo demás te pido que les disciplines, bendigas a sus familias, les hables a todos, les hagas arrepentir su incredulidad dándoles fe, les reveles las mentiras que el diablo le pone en la cabeza y en el corazón.

Aún que avives la espiritualidad, les des su palabra, les adviertas espiritualmente de su futuro y destino si no caminan contigo en santidad de vida, que les muestres su amor corrector, y que los justifiques o castigues para edificación o salvación espiritual.

Igualmente que los consueles de sus dolores, aflicciones, adversidades y enfermedades Señor. Que los guíes hacia los creyentes y hacia la iglesia y les convenzas de todo pecado y transgresión a tu ley santa.

Yo te doy Muchas Gracias Señor Jesús porque sé que vas a hacer tu santa voluntad y cumplirás tu promesa de fidelidad y señorío sobre nuestros caminos. Amén. Gloria a tu nombre. Aleluya.

por Marcelo Quiroga, ©2015

viernes, 24 de julio de 2015

REVELACION ESPIRITUAL: ORAR-BUSCAR-LLAMAR



LA BIBLIA, NUEVO TESTAMENTO, SAN MATEO 7:7-11

Pidan, y se les dará; busquen, y hallan; llamen, y se les abrirá.

Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

¿Qué hombre hay entre ustedes, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?

¿O al que le pide un pescado, le dará una serpiente?

Pues si ustedes, siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más su Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

REVELACION ESPIRITUAL:

Luego de pedir a Dios en oración por nuestras necesidades, debemos salir a buscar y hallar, llamar y que nos abran en relación a ese pedido que le hicimos a Dios, pues él ya nos oyó y nos propició la supliencia.

miércoles, 22 de julio de 2015

INTERCESION: por Gabriela Mocciola


Se solicita oración por Gabriela Mocciola, está grave por enfermedad, en el Hospital Naval. Muchas Gracias.

INTERCEDER: Solo 24 horas para decidir la suerte de Asia Bibi


Por fin el próximo miércoles 22/7 el Tribunal Supremo de Pakistán revisará la condena a muerte de Asia Bibi. Puede decidir dejarla en libertad o ejecutarla. Es la última oportunidad judicial, después de esto ya no habrá más recursos. Si el Tribunal Supremo no revoca este miércoles la sentencia, Asia Bibi será ahorcada.

martes, 21 de julio de 2015

7 Maneras Efectivas de Orar Por Nuestros Hermanos Bajo Persecución


7 Maneras Efectivas de Orar Por Nuestros Hermanos Bajo Persecución

BY JULIE NUNEZ

Hace unos años en un viaje misionero a Ucrania, conocí a algunos seguidores de Jesucristo que eran recién convertidos. 
Ellos ya sufrían por su nueva fe, bajo las amenazas del gobierno y de sus seres queridos que resentían los cambios. Cuando partí, me rogaron:

“Cuando regreses al continente americano, cuéntales a todos de nosotros y pídeles que no nos olviden.”

El hecho de que les importara tanto que no los olvidáramos, hizo un gran impacto en mi vida. Desde entonces, cuando veo en las noticias que decapitaron o ahogaron a seguidores de Jesucristo, oro por sus familias que les sobreviven y por las próximas víctimas. También oro por las personas que sufren pérdida de aceptación, trabajo y vivienda a causa de seguir a Jesucristo. Mi oración es que todos los que sufren por Su nombre sepan que los cristianos en todo el mundo los recordamos con fervor en nuestras oraciones y que no los olvidamos. De acuerdo a la Biblia, ellos son héroes de la fe, no sólo para nosotros, sino en el Reino de los Cielos por toda la eternidad.
Sin embargo, la mayoría de las personas preferimos no pensar en un tema tan triste y pesado, como lo es la persecución de los santos (todos los que hemos sido redimidos por la sangre de Jesucristo y hemos puesto nuestra fe en Él para salvación). 
De acuerdo a la organización cristiana, CRU, actualmente hay 200 millones de personas en todo el mundo que padecen persecución a causa de Jesucristo. Si recordáramos que nuestras oraciones hacen una gran diferencia, creo que nos uniríamos en oración ferviente por los que sufren por seguir a Jesucristo.
Pero el segundo reto al que muchos nos enfrentamos al querer orar por los perseguidos, es que no sabemos cómo empezar nuestras súplicas.

Siga estas 7 maneras de orar por nuestros hermanos bajo persecución y vea el poder de Dios. No sólo animará la fe de 
ellos, sino también la de nosotros al ser obedientes a Dios en oración.

1. Que no les falte la fe y que nunca duden de la bondad de Dios.

Toda dificultad puede causar una de dos cosas en el ser humano: Que dudemos del cuidado de Dios y perdamos la esperanza, o que nuestra fe se fortalezca al punto de ser inquebrantable, como lo era para los tres amigos de Daniel en la Biblia.
Cuando estos tres jóvenes en Babilonia estaban siendo forzados a negar al Dios verdadero y postrarse ante un ídolo, su respuesta fue una de confianza total en el plan de Dios, pasara lo que pasara.
“Ciertamente nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiente; y de tu mano, oh rey, nos librará. 
Pero SI NO LO HACE, has de saber, oh rey, que no serviremos a tus dioses ni adoraremos la estatua de oro que has levantado (Daniel 3:17-18 énfasis agregado). ¡Ellos estaban dispuestos aun a morir por ser fieles al Dios verdadero y no negar su fe! 
Jesucristo nos enseñó a orar a nuestro Padre que está en los cielos: “Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal 
(Mateo 6:13). Es decir, debemos pedir que las pruebas no nos causen la tentación de dudar de Dios y pecar contra Él, sino una oportunidad para fortalecer nuestra fe.
Oremos por nuestros hermanos para que no les falte la fe en el amor de Dios por ellos.

2. Que Dios abra sus ojos espirituales y puedan ver la gloria de Dios para ser fortalecidos.

Cuando Esteban, en el libro de los Hechos, fue perseguido por los líderes religiosos, sus ojos fueron abiertos y él pudo ver la gloria de Dios y a Jesucristo de pie al lado de Dios. Y mientras apedreaban a este primer mártir, él se fortaleció invocando el nombre del Señor y diciendo: “Señor Jesús, recibe mi espíritu” (Hechos 7:55, 59).
No es de sorprenderse que después, el apóstol Pablo considera los sufrimientos que padece y aun la muerte, como nada a comparación de la gloria que vendrá (Romanos 8:18). También cuando Pablo le pide a Dios que lo libere de su aguijón, Dios le responde que Su gracia es suficiente para él.
“Y Él me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, muy gustosamente me 
gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí” (2 Corintios 12:9).
Oremos para que las penas  de nuestros hermanos se minimicen a comparación de la gracia y la gloria de Dios que ellos 
experimenten.

3. Que Dios los libre milagrosamente del mal y provea para todas sus necesidades físicas, emocionales y espirituales.

Si Dios cuida de los pajarillos, ¿cuánto más de sus hijos por quienes murió Jesucristo? Por lo cual, nuestro líder, Jesucristo, 
nos dijo que le pidiéramos al Padre nuestro pan diario de cada día. Dios promete proveer para todas nuestras necesidades de acuerdo a Sus riquezas en gloria (Mateo 6:26, 11, Filipenses 4:19).
El apóstol Pablo pasó por sufrimiento intenso, incluyendo naufragio, azotes, y apedreo, entre otros, y en una ocasión le 
habían dado por muerto, pero él nunca perdió la esperanza.
“Afligidos en todo, pero no agobiados; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, 
pero no destruidos; llevando siempre en el cuerpo por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo” (2 Corintios 4:8-10).
Oremos para que Dios provea para todas las necesidades de nuestros hermanos que sufren y que nunca pierdan la esperanza.

4. Que recuerden que la guerra es espiritual y que Jesucristo ya venció.

Detrás de los hombres malvados, hay huestes espirituales que tienen permiso temporal de hacer mal. ¡Pero al final serán 
vencidos totalmente por el Rey Jesucristo que ya venció todo pecado, maldad y la muerte misma! Dios ya despojó a los 
poderes y autoridades e hizo un espectáculo público de ellos, triunfando sobre ellos por medio de Jesucristo (Colosenses 2:15).
La Biblia describe al Diablo como un león rugiente que hace mucho ruido ahora, pero al final será lanzado al lago de fuego 
para siempre y sin poder alguno. (Apocalipsis 20:10).
La primera vez, Jesucristo vino como un tierno bebé que creció y fue perseguido y crucificado por los hombres malvados. 
Pero en Su segunda venida, Él regresará como Rey victorioso, montado sobre un caballo blanco, con una espada de dos filos 
para vencer todo mal. El cielo se partirá y todo ojo le verá. Para Sus seguidores, será una celebración inefable, pero para los 
hacedores de mal, será el terror más grande que pudieran imaginar (Apocalipsis 1:7).
Oremos para que Dios les recuerde a nuestros hermanos la verdad de Su poder y de Su victoria.

5. Que sean fortalecidos al recordar que su recompensa es grande en los cielos y que no están solos en su sufrimiento.

La recompensa de los que sufren por Jesucristo es más grande que cualquier riqueza, honor o prestigio que se pudiera acumular en esta tierra.
“Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de 
mí. Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros (Mateo 5:11-12).
Así mismo, la Biblia nos anima y recuerda que estamos rodeados de una gran nube de testigos de héroes de la fe que también han sufrido por Su nombre. Jesucristo mismo, menospreció su vergüenza y soportó terrible hostilidad de los pecadores contra sí mismo, por el gozo puesto delante de Él de salvar a muchos (Hebreos 12:1-3).
Por si fuera poco, Dios manda que no nos desalentemos porque Él es nuestros Dios. Él nos fortalecerá, ayudará y sostendrá (Isaías 41:10).
Oremos para que nuestros hermanos sean alentados por la recompensa que les espera y porque Dios y todos nosotros estamos con ellos.

6. Que recuerden: Jesucristo dijo que íbamos a sufrir, pero que Él ya venció.

Si realmente estamos siguiendo al Maestro, vamos a sufrir de alguna manera u otra por Su nombre. Y debemos hacerlo con 
gran honor.
“Acordaos de la palabra que yo os dije: “Un siervo no es mayor que su señor.’ Si me persiguieron a mí, también os perseguirán a vosotros; si guardaron mi palabra, también guardarán la vuestra (Juan 15:20).
También nos enseñó que vamos a tener tribulación en este mundo, pero debemos confiar porque Él ya ha vencido al mundo y al final nuestra aflicción se convertirá en alegría (Juan 16:33, Juan 16:22).
Oremos para que el sufrimiento de ellos les sea milagrosamente causa de gozo al saber que Jesucristo es el vencedor.

7. Orar por los que nos persiguen y por la expansión del evangelio de Dios.

Dios nos manda, no sólo que oremos los unos por los otros, sino también por los que están en autoridad sobre nosotros, sean justos o malos. Aunque sea difícil de aceptar, Dios quiere que aún los hombres de mal que roban y matan a nuestros queridos hermanos en Cristo, sean perdonados y salvos.
“Exhorto, pues, ante todo que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los 
reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada con toda piedad y dignidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al pleno conocimiento de la verdad (I Timoteo 2:1-4 énfasis agregado).
Jesucristo también nos mandó que amaramos a nuestros enemigos y que oremos por los que nos persiguen (Mateo 5:44).
Históricamente hablando, cuando hay persecución, también hay gran avivamiento y el reino de Dios avanza. Es de admirarse 
que el apóstol Pablo, más que pedir por su liberación o comodidad, pidió que tuviera oportunidades para hablar de Jesucristo con denuedo y que el evangelio se expandiera sin importar lo que tuviera que sufrir (Efesios 6:20).
En conclusión…Algún día nosotros mismos podríamos encontrarnos entre los perseguidos por Jesucristo, o tal vez ya lo 
seamos de alguna manera.
El hecho de estar en oración por los que sufren, nos recuerda que vamos por buen camino, obedeciendo a Dios y confiando en el que nos salva de todo mal. Y aunque en esta vida lleguemos a ser dignos de perder la vida por Él, nadie puede destruir nuestra alma que reinará eternamente con Dios en los nuevos cielos y la nueva tierra, donde no habrá más llanto, ni dolor.
“[Dios] enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado” (Apocalipsis 21:4).
No obstante las circunstancias físicas, Dios promete ser nuestro cuidador y el que nos cubre y nos hace vivir confiados. 
Podrán matar nuestro cuerpo, pero no pueden matar nuestra alma ni espíritu. Y en aquel día, Dios resucitará aun nuestro cuerpo y reinaremos con Él por siempre y siempre (Romanos 8:11, 2 Timoteo 2:12).

Oremos los unos por los otros mientras todavía es de día.


persecucion/?utm_source=stormpost&utm_medium=email&utm_campaign=tuesdayarticlefeature


EN RESUMEN
Para imprimir y tenerlo presente en nuestras oraciones

1. Que no les falte la fe y que nunca duden de la bondad de Dios.
2. Que Dios abra sus ojos espirituales y puedan ver la gloria de Dios para ser fortalecidos.
3. Que Dios los libre milagrosamente del mal y provea para todas sus necesidades físicas, emocionales y espirituales.
4. Que recuerden que la guerra es espiritual y que Jesucristo ya venció.
5. Que sean fortalecidos al recordar que su recompensa es grande en los cielos y que no están solos en su sufrimiento.
6. Que recuerden: Jesucristo dijo que íbamos a sufrir, pero que Él ya venció.
7. Orar por los que nos persiguen y por la expansión del evangelio de Dios.


jueves, 2 de julio de 2015

Oración de Tomas de Kempis - Imitación de Cristo




Que debemos manifestar a Cristo nuestras necesidades y pedirle su gracia.


¡Oh dulcísimo y amantísimo Señor, a quien deseo recibir ahora devotamente! Tú conoces mi flaqueza y la necesidad que padezco, en cuantos males y vicios estoy abismado, cuántas veces me veo agobiado, tentado, turbado y amancillado. A Ti vengo por remedio, a Ti acudo por consuelo y alivio. Hablo a quien todo lo sabe, a quien son manifiestos todos los secretos de mi corazón, y a quien solo me puede consolar y ayudar perfectamente. Tú sabes los bienes que más falta me hacen, y cuán pobre soy en virtudes.

Vesme aquí delante de Ti, pobre y desnudo, pidiendo gracia e implorando misericordia.

Da de comer a este tu hambriento mendigo, enciende mi frialdad con el fuego de tu amor, alumbra mi ceguedad con la claridad de tu presencia. Conviérteme todo lo terreno en amargura, todo lo pesado y contrario en paciencia, todo lo ínfimo y criado en menosprecio y olvido. Levanta mi corazón a Ti en el cielo, y no me dejes andar vagando por la tierra. Tú solo me seas dulce desde ahora para siempre; pues Tú solo eres mi manjar y bebida, mi amor, mi gozo, mi dulzura y todo mi bien.

¡Oh, si me encendieses todo con tu presencia, y me abrasases y transformases en Ti para ser un espíritu contigo por la gracia de la unión interior y por la efusión de un amor abrasado! No consientas que me separe de Ti ayuno y seco; sino pórtate conmigo piadosamente, como lo has echo muchas veces con tus Santos de un modo admirable.

¡Que extraño sería que yo me abrasase todo en tu amor, sin acordarme de mí, siendo Tú fuego que siempre arde y nunca cesa, amor que limpia los corazones y alumbra el entendimiento!

lunes, 15 de junio de 2015

martes, 9 de junio de 2015

EN TU NOMBRE


En tu Nombre

En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi Nombre, os lo dará. Hasta ahora nada habéis pedido en mi Nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido. 
San Juan 16:23-24


Confiese esta oración con su boca para que sea oída en lo alto.

Señor Jesús, precioso Salvador, te doy muchas gracias en esta hora. Te alabo y te bendigo glorioso Señor mío. No hay otro como tú mi Dios, y que pueda hacer las obras como las que haces tú.

Mi Cristo Jesús, conforme a tu palabra, pido en tu Nombre que tu misericordia se mueva sobre mi vida Señor.

En tu Nombre Jesús, pido que tu salvación me alcance para tu gloria.
En tu Nombre Jesús, pido la solución de mis problemas económicos.
En tu Nombre Jesús, pido la restauración de mi hogar.
En tu Nombre Jesús, pido la fortaleza de mi matrimonio.
En tu Nombre Jesús, pido la liberación de mi espíritu afligido.
En tu Nombre Jesús, pido la bendición de mi casa y tu favor sobre ella.
En tu Nombre Jesús, pido la fuerza para seguir adelante en el camino que me has asignado.
En tu Nombre Jesús, pido por tu amada Iglesia y sus representantes y hermanos/as en la fe.
En tu Nombre Jesús, pido que mi carácter sea conforme al tuyo, en este mundo de pecado y maldad.
En tu Nombre Jesús, pido poder conocerte más y más y caminar contigo diariamente.
En tu Nombre Jesús, pido que mi mente sea conforme a tu voluntad.
En tu Nombre Jesús, pido que tu fe llene la mía para poder mover montañas imposibles con tu palabra y unción.
En tu Nombre Jesús, pido que el cielo se abra para mí y para todos los necesitados, y las puertas de bendición también.
En tu Nombre Jesús, pido que tu palabra santifique mi vida y mi camino en ti.
En tu Nombre Jesús, pido sabiduría, entendimiento, inteligencia y revelación en tu glorioso reino.
En tu Nombre Jesús, pido justicia sobre las injusticias hechas a mi vida.
En tu Nombre Jesús, pido que las fuerzas del mal que oprimen mi vida huyan para libertad espiritual.
En tu Nombre Jesús, pido ese excelente trabajo bien pago el cual me ayudara a vivir la vida en abundancia que me 
prometiste Señor.
En tu Nombre Jesús, pido que tu poder sea derramado en mi para cambiar mi vida de pecado e incredulidad.
En tu Nombre Jesús, pido por mi país para que sea bendito y prospero en tu Nombre.
En tu Nombre Jesús, pido por mis estudios para que pueda aprender y ser un futuro excelente profesional en tus manos.
En tu Nombre Jesús, pido por mi salud física, que pueda recibir tus milagros y vivir en sanidad divina.
En tu Nombre Jesús, pido que mi pasado sea perdonado y limpiado mi pecado.
En tu Nombre Jesús, pido que mi presente sea bienaventurado con tu presencia y poder.
En tu Nombre Jesús, pido que mi futuro sea labrado por tu visión y misión.
En tu Nombre Jesús, pido por mi vida espiritual, que ande como a ti te agrada, en santidad y honor.
En tu Nombre Jesús, pido al cielo, que tu reino venga y se haga tu voluntad sobre mi vida y sobre todo el mundo.
En tu Nombre Jesús, pido la puerta abierta al servicio y ministerio eclesial.
En tu Nombre Jesús, pido que mi vida espiritual este preparada para tu venida en gloria.
En tu Nombre Jesús, pido conforme a tu voluntad, sabiendo que tengo las respuestas a las peticiones que te hice, según tu palabra. Amén.

Te doy muchísimas gracias Señor mío Jesús, y toda la gloria a ti. Amén. Amén y Amén.

por Marcelo Quiroga, ©2015



lunes, 25 de mayo de 2015

ORACION POR MI PROJIMO



ORACION POR MI PROJIMO

En el lugar donde dice (APEYNOM), nombre a la persona por nombre y apellido, por la cual quiere interceder por ella.
Imprímalo y téngalo siempre a mano para interceder.

ORACION:

Dios mío, te bendigo, te exalto y te agradezco por oír mi petición.

Señor alienta espiritualmente a (APEYNOM) en su aflicción, bendícelo/a con tu lluvia del cielo, renuévalo/a mentalmente y santifícalo/a completamente por tu palabra por favor, te lo ruego. 
También perdónalo/a de sus pecados y ofensas, restáuralo/a en sus errores, sálvalo/a del poder del pecado, sánalo/a de sus enfermedades, y ministra espiritualmente a (APEYNOM) Señor.
Además ama a (APEYNOM), prospéralo/a profesionalmente, provéelo/a económicamente, tócalo/a existencialmente y aliméntalo/a con tu provisión gloriosa mi Dios.
Asimismo te imploro a que lo/a animes intelectualmente; cámbialo/a sabiamente, fortalécelo/a físicamente, glorifícate poderosamente en él/ella, y guárdalo/a de peligros a (APEYNOM), Señor Dios Todopoderoso. 
De igual forma a (APEYNOM) llámalo/a a tu obra y alumbra su entendimiento en ti con tu luz admirable Señor de la viña.
A (APEYNOM) perfecciónalo/a en tus caminos, enséñalo/a a vivir inteligentemente, instrúyelo/a en tu obra, somételo/a a ti y a tu Iglesia amada, enriquécelo/a con tus dones y talentos y favorécelo/a emocionalmente, Oh Dios Santo.
Padre mío, te suplico que de igual manera lo unas a ti y lo visites con tu poder majestuoso a (APEYNOM), Señor.
Aún, consuélalo/a en sus angustias, alívialo/a del dolor, háblale a su corazón, capacita para el futuro a (APEYNOM). Transfórmalo/a a la imagen de tu Hijo Jesucristo, corrígelo/a ante sus desobediencias, ilumínalo/a en la oscuridad y vela celestialmente por él/ella Señor.
A (APEYNOM) todavía protégelo/a de peligros, acompáñalo/a en sus planes, pacifícalo/a en sus relaciones interpersonales, alégralo/a en su caminar diario, esperánzalo/a en sus desánimos, apiádate de sus fracasos y libéralo/a de sus debilidades, mi Dios.
Incluso por tu misericordia que lo/a libertes de ataduras espirituales, fortalécelo/a en sus flaquezas, espiritualízalo/a en su carnalidad, afírmalo/a en tu camino, establécelo/a en tu voluntad, bautízalo/a con el Espíritu Santo, resucítalo/a con tu poder en su espíritu y glorifícate victoriosamente en (APEYNOM), Jehová Dios Creador del Universo, Amén.
Por lo demás, corónalo/a en la tierra y en el cielo, recompénsalo/a por sus buenas obras, prémialo/a por sus justicias, levántalo/a en sus caídas, exáltalo/a en sus humillaciones, gobiérnalo/a en sus desvíos, sopórtalo/a en sus testarudeces, escúchalo/a en sus oraciones privadas, y cristianiza bíblicamente a (APEYNOM). Congrégalo/a en tu Iglesia santa y conviértelo/a al evangelio de nuestro Señor Jesucristo, te lo pido Señor. Amén.

Yo intercedo por (APEYNOM), conforme a tu palabra que dice dar gracias y pedir por todos los hombres, y por los que están en eminencia y autoridad, para que ninguno se pierda sino que vengan al conocimiento de la verdad y tengan vida eterna Señor.

Yo te doy Muchas Gracias porque sé que pido por (APEYNOM) conforme a tu voluntad, y tengo las respuestas de las peticiones que te haya hecho, para la Gloria de tu Nombre Oh Padre, Hijo y Espíritu Santo, y veremos tu Gloria. Amén! Gloria a Dios! Aleluya! Amén.

por Marcelo Quiroga, ©2015


viernes, 8 de mayo de 2015

PROFETICE EL EVANGELIO A SU PROJIMO EN ORACION


PROFETICE EL EVANGELIO A SU PROJIMO EN ORACION

Predica a tu prójimo espiritualmente con la profetización. Si no lo puedes hacer personal momentáneamente, díselo en oración.
En el lugar donde dice (APEYNOM), nombre a la persona por nombre y apellido, por la cual quiere interceder por ella.
Usted estará profetizando en oración por la persona, declarándole el mensaje bíblico de Dios para su vida, en confesión espiritual, en el reino de los cielos, a través de la oración profética. Esta sentirá el llamado de Dios espiritualmente por la intervención eclesial y tomará las decisiones existenciales correctas.
Debe confesar esta oración con fe y autoridad en el poder que Dios le ha dado a usted como hijo/a de Dios, para bendecir y declarar al hombre su pecado y lejanía espiritual.
Al confesar proféticamente esta oración, debe imaginarse que está con dicha persona hablándole el evangelio como si se lo dijera personalmente. Imprímalo y téngalo siempre a mano para interceder.

PROFETIZACION

(APEYNOM), Te profetizo: Debes arrepentirte de tu pecado adánico y práctico, porque la paga del pecado es la muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor Nuestro.
También debes nacer de nuevo (
APEYNOM), del agua y del Espíritu de Dios, a través de la fe que te fue dada, si quieres ver y entrar al reino de los cielos.
Recibe el perdón de Dios, la justificación, la salvación y la liberación del espíritu de condenación a través del espíritu de vida en Cristo Jesús, (
APEYNOM).
Abandona la incredulidad, el ocultismo, y la idolatría en todas sus formas (
APEYNOM).
(
APEYNOM), Acepta a Jesús de Nazareth, que es la propiciación y rescate de Dios para tu vida, en tu corazón y ser, como Hijo de Dios, crucificado y resucitado por el poder de Dios.
Renová el espíritu de vuestra mente, amando a tu prójimo como amas a Dios y a ti mismo, (
APEYNOM).
Renuncia a la vanidad, al orgullo, al egocentrismo, y a la egolatría (
APEYNOM).
Te profetizo (APEYNOM): Debes vivir en santidad y paz con todas las personas, pues nadie verá al Señor sin ella. Si es que quieres ir al cielo y no al infierno.
Sigue a Jesús para ser luz de este mundo y sal de la tierra (
APEYNOM), y no oscuridad y un esclavo del diablo.
El seguir a Jesús no es una opción sino una decisión del corazón, para cuidar el camino al árbol de la vida que habita en la ciudad celestial, (
APEYNOM).
Conoce y cumple los mandamientos bíblicos y sacramentos cristianos (
APEYNOM), con el poder de Dios y la fe en el bendito evangelio de nuestro Señor Jesucristo, para asegurar la salvación completa y el cristianismo práctico.
Además (
APEYNOM), debes congregarte y más cuando ves que aquel día del Señor se acerca, para bendición o castigo.
Sobre todo (APEYNOM), debes perdonar a tus ofensores, y pedir perdón a aquellos que heriste de alguna manera.
Aún debes santificarte y perfeccionarte en el Señor, para preparar tu corazón para la vida eterna y la morada celestial cuando Jesucristo venga otra vez, (
APEYNOM).
Alcanza (
APEYNOM), sanidad interior y todas las bendiciones del Altísimo Dios, por medio de la consejería y sometimiento eclesial.
Por todo esto, (APEYNOM), te exhorto a que tomes decisiones firmes en la búsqueda celestial para tu bien y el de los que te rodean, puesto que Dios tiene un propósito para ti en esta vida y en la venidera.
Dios quiere salvarte (
APEYNOM), hacerte un discípulo de Jesús, líder espiritual y bendición a los demás, a través de la Iglesia del Señor. Amén.
Te profetizo (APEYNOM), todo esto, en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén. Y declaro que si obedeces el llamado celestial, tu vida será bendecida grandemente.

Luego haga una oración personal a Dios por esa persona para que le abra los ojos y lo escuche a él.

por Marcelo Quiroga, ©2015.


lunes, 4 de mayo de 2015

ORACION: EL SALMO 23 DEL RESPONDEDOR


EL SALMO 23
DEL RESPONDEDOR

Dedique 5 minutos a pedir al Señor, que le ayude a reflexionar, orar, crecer en el clamor,
renovar y recibir de él su ministración espiritual para cada día.
Debemos diariamente pedir al Señor, que nos ayude a reflexionar, orar, crecer en el clamor, renovar y recibir de él su ministración espiritual para cada día.

Día

El Señor es mi respuesta; no quedaré huérfano de palabras.
Con perfecta revelación me responderá;
Junto a aguas tranquilas me hará saber.
Confortará mis inquietudes; Me guiará por camino de conocimiento espiritual por amor a su inteligencia.
Aunque ande en valle de duda e incertidumbre, no me preocuparé, porque tu luz estará conmigo para enseñarme;
Tu mandamiento y tu palabra me darán la solución requerida.
Preparas caminos para mí en presencia de los altivos;
Llenas mi mente de indicaciones sabias; mi intelecto reposa seguro.
Sabiamente la verdad y la paz me seguirán todos los días de mi afligido camino,
Y en el pupitre del Señor estaré sentado para aprender.

Extraído del libro "149 salmos 23 temáticos para la vida espiritual"

por Marcelo Quiroga.

martes, 7 de abril de 2015

ORACION AL ESPIRITU SANTO - CLAMOR


ORACION AL ESPIRITU SANTO - CLAMOR

Espíritu Santo, paloma de Dios, te doy gracias en esta hora. Ruego que tu fluir corra sobre mi vida con gloria y con poder.
Oye mi oración, obra de acuerdo a mi clamor, te lo ruego.
Sopla en mi, poder de ti, para hacer frente a las injusticias de la vida.
Ten piedad de mi Espíritu Santo del Dios Altísimo. No permitas que la injusticia impía me gane, que el pecado contra mi persista, y que la persecución ajena me aflija, sino sal en defensa mía, de los hijos/as de Dios.
Por favor, Espíritu Santo, oye mi oración. Tú eres la tercera persona de la trinidad de Dios, nuestro ayudador, consolador, guiador, alumbrador, inspirador y acompañador enviado por el Padre a través de nuestro Señor Jesús.
Dame paz y confianza en creer que vas a intervenir en mi conflicto. Ten piedad de mi Poderoso Espíritu de Dios.
Te doy gracias Espíritu Santo, porque sé que oyes mi oración, estás en mi interior, representando al Padre y al Hijo, y haz de responderme conforme a tu voluntad y a tu poder sobre mí.

Te Alabo y te Bendigo igual que al Padre y al Hijo. Amén.

HACER CONOCER LAS PETICIONES



Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7

Este pasaje nos enseña que debemos pedirle a Dios, sinceramente, con el corazón, y sin pecados, nuestras necesidades. Rogando y dándole gracias. De esta manera el afán se irá de nosotros. Su paz inmensa y superior guardará nuestra mente y corazón en él.

viernes, 6 de marzo de 2015

ORACION: INTERCESION CON EL PADRE NUESTRO DE LOS MILAGROS


INTERCESION CON
EL PADRE NUESTRO
DE LOS MILAGROS

Dedique 2 minutos a orar este Padre Nuestro, para interceder por los demás, y para
bendecir a otros espiritualmente, cumpliendo con el mandato de orar unos por otros.

Complete los espacios en blanco, con el nombre y apellido y necesidad para interceder.

Repita este Padre Nuestro 2 ó 3 veces, con fe y devoción, hasta sentir que su intercesión
fue escuchada por Dios y pronta a ser atendida.

Para Orar


Padre Nuestro Milagroso, Que Estás En Tus Cielos De Los Milagros,

Buscado Sea Tu Nombre Prodigioso.

Venga Tu Reino De Los Milagros Sobre La Vida De ………………………………..,
(Nombre Y Apellido)

Que Necesita …………………… Y Por El Cual Te Pido Por su vida.
(Nombre Del Milagro)

Hágase Tu Milagro Amoroso En …………………………………….,
                                                    (Nombre Y Apellido)

Como Se Hace En Tus Cielos De Los Milagros, Se Haga En Su Tierra De Necesidad Y Aflicción.

El Milagro Tuyo Para ……………………., De Cada Día, Dáselo Hoy,
(Nombre Y Apellido)

Y Perdona Sus Debilidades Y Pecados, Como …………………., También Perdona A Sus Ofensores.
            (Nombre Y Apellido)

Y No le Metas En Desesperación Y Agotamiento.

Mas Líbrale De La Aflicción, De La Necesidad Y De La Enfermedad,

Porque Tuya Es La Sanidad, La Provisión Y El Milagro Celestial,

Por Todos Los Cielos. Amén.

Yo Intercedo, Ruego Y Bendigo En Tu Nombre A …………………………..,
 (Nombre Y Apellido)

Lo/a Declaro Con Un Milagro Por Tu Poder Y Tu Palabra, Y Te Doy La Gloria Y Las Gracias Por Medio De Tu Hijo Jesús, Amén.


De nuestro libro "Aprenda a orar con el Padre Nuestro temático"
en


Ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico con tarjeta de crédito:

Déjanos un mensaje de lo que Dios te habló, o de lo que más te llamó la atención, o te gustó.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.