lunes, 4 de mayo de 2015

ORACION: EL SALMO 23 DEL RESPONDEDOR


EL SALMO 23
DEL RESPONDEDOR

Dedique 5 minutos a pedir al Señor, que le ayude a reflexionar, orar, crecer en el clamor,
renovar y recibir de él su ministración espiritual para cada día.
Debemos diariamente pedir al Señor, que nos ayude a reflexionar, orar, crecer en el clamor, renovar y recibir de él su ministración espiritual para cada día.

Día

El Señor es mi respuesta; no quedaré huérfano de palabras.
Con perfecta revelación me responderá;
Junto a aguas tranquilas me hará saber.
Confortará mis inquietudes; Me guiará por camino de conocimiento espiritual por amor a su inteligencia.
Aunque ande en valle de duda e incertidumbre, no me preocuparé, porque tu luz estará conmigo para enseñarme;
Tu mandamiento y tu palabra me darán la solución requerida.
Preparas caminos para mí en presencia de los altivos;
Llenas mi mente de indicaciones sabias; mi intelecto reposa seguro.
Sabiamente la verdad y la paz me seguirán todos los días de mi afligido camino,
Y en el pupitre del Señor estaré sentado para aprender.

Extraído del libro "149 salmos 23 temáticos para la vida espiritual"

por Marcelo Quiroga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico con tarjeta de crédito:

Déjanos un mensaje de lo que Dios te habló, o de lo que más te llamó la atención, o te gustó.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.