viernes, 20 de febrero de 2015

CUANDO ORES


20 de Febrero -  Cuando ores

Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. San Mateo 6:6

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre, alaba a tu Dios, agradece al trino Hacedor, ministra al reino de los cielos, oye la dulce voz, ve con los ojos de la fe, reflexiona sobre tu vida espiritual, ama a pesar de, descansa en el Espíritu, honra a tu Dios con tus bienes, medita en la palabra, y bendice con tu oración.
También exalta al Salvador del mundo, justifica al Dios justo, llama al Hijo de Dios, clama a Jehová tu Dios, obedece al Espíritu Santo de Dios, ruega al misericordioso de la tierra, piensa en todo lo bueno, habla lo que te preocupa, expresa tu amor a Dios y a su creación
gloriosa, alegra al corazón afligido, busca sabiduría e inteligencia espiritual, canta alabanzas al cielo, reclama las promesas del Padre, confiesa tus pecados, errores y debilidades, y conoce al supremo Redentor.
Además aprende, confía, promete, cumple, inquiere, cree, espera, a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Yo Jesús de Nazareth, quien te espera allá para bendecirte en el Reino de los Cielos.

Oración
Señor Jesús, Gracias te doy por esperarme siempre en el lugar secreto de oración para orar al Padre Celestial. Tu fidelidad es grande Señor. Amén.

Del libro "365 Mensajes de Jesús desde el cielo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico con tarjeta de crédito:

Déjanos un mensaje de lo que Dios te habló, o de lo que más te llamó la atención, o te gustó.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.