viernes, 14 de octubre de 2016

REFLEXION: PASANDO TIEMPO CON JESÚS

REFLEXION: PASANDO TIEMPO CON JESÚS

PASANDO TIEMPO CON JESÚS
by David Wilkerson

¿Por qué Jesús dijo: "Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público" (Mateo 6:6)? Porque el Señor desea tener intimidad. ¡Él quiere estar encerrado a solas con el amor de Su corazón! Hay muchos que oran, que nunca faltan a una reunión de oración. Asisten a cualquier reunión en casa y ciertamente es escritural de que dos o tres estén de acuerdo en oración. Pero vendrá una Palabra del Señor, y Él susurrará: "Ven solo, cierra la puerta, que sólo estemos tú y yo". La oración en secreto es la cosa más íntima que puedes compartir con tu Señor. Si no tienes este tipo de relación, no lo conoces, en realidad.


Sin intimidad con Jesús, incluso tus buenas obras pueden volverse malas: "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad" (Mateo 7:22-23). ¿Qué está diciendo Jesús? La clave es esta: "Nunca os conocí". No ha habido intimidad; alguien está haciendo un gran trabajo en Su nombre, pero realmente sin conocerle. Esto significa que podemos estar tan ocupados en cosas buenas, en programas, en ayudar a los demás, que perdemos de vista a Jesús.

Cuando pasamos tiempo a solas con Él, ¿alguna vez hemos pensado en Sus necesidades? Jesús se hizo hombre con las mismas necesidades de los hombres, incluyendo la necesidad de amistad y de amor. Él sintió el rechazo tal como lo sentimos nosotros, porque él nunca dejó a un lado Su humanidad. Jesús es Dios y hombre a la vez. El hecho de que Él llevara nuestras enfermedades, significa que todavía experimenta los dolores y las necesidades del hombre. Estaba pensando recientemente: “Señor, cuando estabas en la tierra, ¿alguna vez te preguntaste si alguien te amaba sólo por quien Tú eras, como Jesús, el hombre?” Considera las multitudes que le apretaban por todas partes, que clamaban por ayuda, por misericordia, por vista, por comida, por señales y maravillas. Él los veía como ovejas sin pastor; Él oía su clamor y lloraba. Pero sólo unos pocos vinieron a él sin pedir nada, ¡sólo unos poco vinieron sólo para amarle!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico con tarjeta de crédito:

Déjanos un mensaje de lo que Dios te habló, o de lo que más te llamó la atención, o te gustó.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.