domingo, 25 de agosto de 2013

DIA 24 DE AGOSTO - La dulzura de la alabanza

Salmo Capítulo 92    

La dulzura de la alabanza


Bueno es alabarte, oh Jehová, Y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo; 

Anunciar por la mañana tu misericordia, Y tu fidelidad cada noche, 

En el decacordio y en el salterio, En tono suave con el arpa. 

Por cuanto me has alegrado, oh Jehová, con tus obras; En las obras de tus manos me gozo. 

¡Cuán grandes son tus obras, oh Jehová! Muy profundos son tus pensamientos. 

El hombre necio no sabe, Y el insensato no entiende esto. 

Cuando brotan los impíos como la hierba, Y florecen todos los que hacen iniquidad, Es para ser destruidos eternamente. 

Mas tú, Jehová, para siempre eres Altísimo. 

Porque he aquí tus enemigos, oh Jehová, Porque he aquí, perecerán tus enemigos; Serán esparcidos todos los que hacen maldad. 
10 
Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco. 
11 
Y mirarán mis ojos sobre mis enemigos; Oirán mis oídos de los que se levantaron contra mí, de los malignos. 
12 
El justo florecerá como la palmera; Crecerá como cedro en el Líbano. 
13 
Plantados en la casa de Jehová, En los atrios de nuestro Dios florecerán. 
14 
Aun en la vejez fructificarán; Estarán vigorosos y verdes, 
15 
Para anunciar que Jehová mi fortaleza es recto, Y que en él no hay injusticia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ofrenda a este ministerio de consejería y evangelístico con tarjeta de crédito:

Déjanos un mensaje de lo que Dios te habló, o de lo que más te llamó la atención, o te gustó.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.